domingo, 5 de octubre de 2014

SOBRE EL LIBRO, "CÓMO HABLAR PARA QUE SUS HIJOS LE ESCUCHEN Y CÓMO ESCUCHAR PARA QUE SUS HIJOS LE HABLEN"

Poco tiempo después del nacimiento de mi primer retoño, leí en la página de Crianza Natural, una breve reseña sobre el libro "Cómo hablar para que sus hijos le escuchen y cómo escuchar para que sus hijos le hablen", de las psicólogas Adele FaberElaine Mazlish, y me animé a sacarlo de la biblioteca pública para leerlo.
En aquel momento, mi hijo era aún muy pequeño y no podía poner en práctica ninguna de las "tácticas" que el libro exponía para conseguir aquello que recoge su título, así que no podía constatar la efectividad de las mismas. Aún así, me pareció que abordaba la educación de los hijos desde el respeto hacia su desarrollo y, como consecuencia, a su propio ritmo, sin prisas, expresando sentimientos, sin premios ni castigos.
Ahora, cuatro años después, he vuelto a retomarlo (lo compré, preveyendo que aquella satisfactoria primera lectura no sería la última) de cara a lidiar con los recovecos materno-paterno-filiales que se van produciendo, de forma natural, durante la crianza.
Y ahora, sí que puedo decir que, aunque no es la panacea, ni creo que su intención sea serlo, sí que te ayuda enormemente a abrir tu mente (como padre) y su mente (como hijo) desde la tolerancia de unos a otros y en ambos sentidos.

sábado, 2 de agosto de 2014

LAS COSITAS DE MARIBLASA Y SUS JABONES NATURALES

Como sabéis que nos gusta tanto lo natural y compartirlo con todos, hemos encontrado una página que quisiésemos recomendaros.

Se llama Las Cositas de Mariblasa y nos ofrece distintos productos artesanos hechos por su autora, que merece la pena ver.

Pero, lo que más nos ha gustado y es el motivo de esta entrada, son los jabones hechos por ella, también de forma artesanal, con aceite de oliva virgen.

Todos conocemos las ventajas de este tipo de aceite en nuestra piel. Aquí os dejo un enlace:

http://www.katari.es/propiedades-medicinales-del-jabon-de-aceite-de-oliva/

A este ingrediente base se le van añadiendo otros distintos en función de los resultados que se quieran obtener.



Así, Las Cositas de Mariblasa nos ofrece jabones de avena, con sus magníficas propiedades sobre la piel en afecciones como la psoriasis, la urticaria o la dermatitis. También disponible en presentación líquida.

Igualmente, encontramos jabones de arcilla con sus beneficios equilibrantes del pH o antiinflamatorios.

También, los hay de aloe vera, con sus indicaciones en el tratamiento de las manchas de piel o las espinillas y granos.

Todos ellos están realizados mediante un proceso en frío y posterior madurado durante, por lo menos, 6 semanas.

Otra razón que nos ha ofrecido muchas garantías, es el hecho de que su autora sea madre de dos chiquialérgicos a alimentos, con lo que la posibilidad de trazas de alérgenos queda anulada. Y, también, la experiencia positiva que nos aporta, tanto en carne propia como a través de personas que los usan, sobre los beneficios que poseen en los casos de dermatitis atópica, ya que ayudan a sobrellevar los brotes, por sus efectos calmantes e, incluso, a espaciarlos en el tiempo.

Además, de la misma manera, nos brinda jabón para la lavadora, totalmente natural y con percarbonato como potenciador del lavado. Este tipo de colada es positiva tanto para la piel y la salud, como para los tejidos y el medio ambiente.


Los jabones están disponibles a un precio de 2,5 euros los 100 grs., o a un menor precio si se encarga una hornada completa.

Las Cositas de Mariblasa, hace envíos a toda España por correo ordinario y, para los encargos de Madrid da la opción de concretar una recogida.


Visitad la página, animaos a probar y después nos comentáis!

jueves, 17 de julio de 2014

ALERGIAS RESPIRATORIAS Y VEGETACIÓN DE LOS PARQUES PÚBLICOS

Una de las causas confirmadas de aumento de las alergias respiratorias en los entornos urbanos es el uso indiscriminado de especies de plantas altamente alergógenas en parques públicos, zonas verdes, etc.


 
Como tales especies podemos citar, entre otras, a los cipreses, los plátanos de sombra, los aligustres y al olivo.
 

www.eljardinensupuerta.es
El primero de ellos en iniciar la polinización es el ciprés, en los meses de enero a marzo. Esta especie ha pasado de ser considerada “árbol de cementerio” a ser habitual a cada paso en las localidades, como árboles en parques o setos en zonas infantiles y jardines, creando “laberintos”.

A continuación, poliniza el plátano de sombra, en marzo y abril. Son árboles especialmente frondosos y que crecen muy rápido, por lo que son elegidos por los ayuntamientos para colocarlos en las vías públicas y crear sombra fácilmente.
 
es.wikipedia.org

www.lanzadigital.com
 En los meses de abril a junio, nos encontramos con el olivo. Últimamente, y debido a la tendencia existente de exaltar esta especie autóctona, que nos reporta en igual medida beneficios económicos y de salud (a través de la alimentación) como perjuicios importantes por su cultivo masivo e indiscriminado en muchas zonas de país, el olivo ha pasado a formar parte de muchos núcleos urbanos, tanto en lugares emblemáticos de las ciudades como en parques infantiles.

Y, durante el intervalo de mayo y junio, comienzan las gramíneas.
 
 
Como sabemos, están desde las cunetas hasta solares abandonados o, de la manera más común, en la forma de césped, en tantísimos lugares de uso cotidiano.
 
Y, al final, ¿cuál es la consecuencia del abuso de estas especies en nuestras poblaciones? Pues, el brutal aumento de las alergias, tal y como decíamos al principio. Desde enero hasta junio, nos bombardean con sus pólenes desencadenando urticarias (en algunos casos, muy severas), crisis asmáticas en todos sus grados y otro tipo de reacciones (rinoconjuntivitis, astenia, cambios de humor, etc.).
A todo esto, debemos unirle el aumento de la temperatura durante todo el año, que hace que durante el invierno, al ser más cálido, la polinización sea más intensa.
Además existe .el hecho de que, en aquellas ciudades más contaminadas, estas partículas polínicas, que masifican el ambiente, aumentarán sus efectos nocivos al unirse a las partículas diesel de los vehículos, que también circulan en número importante por el aire. Y, como consecuencia, las reacciones alérgicas serán más severas.
¿Qué soluciones proponen los expertos? En zonas a planificar, prescindir, por supuesto, de este tipo de vegetación, sobre todo de forma tan masiva. Esto es algo que parece que ya se está realizando con los plátanos de sombra.
Evitar las especies macho, que producen más polen que las hembra, y las resistentes a enfermedades, para evitar las esporas que éstas últimas producen, y causan alergia.
En zonas ya plantadas y no muy sobrecargadas de estas especies alergógenas, deberían hacerse podas de recorte antes de la polinización y floración.
En zonas muy sobrecargadas, sustituir especies por otras similares, de la misma o distinta familia. Incluso, en casos muy flagrantes, debe procederse a la tala de las especies (por muy descabellado que pueda parecer) por constituir un auténtico foco de alergia en grado máximo.
Y, visto lo visto, yo me pregunto, ¿cuándo los ayuntamientos o administraciones encargadas de la planificación y plantación de los jardines y parques públicos dejarán de guiarse, únicamente, por el efecto ornamental de las plantas que estarán en ellos y valorarán qué tipos de efectos perjudiciales podrán causar entre los ciudadanos? Ya va siendo hora, ¿no?
 
 
 
Fuentes consultadas:

- http://www.diputoledo.es/global/ver_pdf.php?id=10911

- http://plantasyjardin.com/2014/03/las-plantas-y-las-alergias/

- http://kenkanto.wordpress.com/2012/04/16/jardines-menos-alergicos/

-http://www.lavoz901.com.ar/despachos.asp?cod_des=193021&ID_Seccion=12&fecemi=06/03/2014&Titular=por-casos-de-alergia-talaran-una-especie-de-arbol-en-espacios-publicos-de-victoria.html

- http://hemeroteca.mallorcadiario.com/opinion/parques-y-jardines-menos-alergenicos-121263.html

- Foto gramíneas: www.ayto-toledo.org
 
 
 

miércoles, 25 de junio de 2014

HAMBURGUESAS VEGETALES SIN HUEVO, SIN LECHE, SIN GLUTEN NI LEVADURA

Buscaba una forma atractiva de presentar verduras a los niños, evitando todo lo que el título de la entrada señala, y dí con una receta que yo he tuneado un poquito para que se adapte a nuestras limitaciones gastronómicas.
El resultado ha obtenido en casa mucho éxito entre grandes y pequeños.
La receta original la encontré en la página de Vegetarianismo, donde aparecen muchas otras recetas veganas que nos pueden ayudar mucho.
 
Ahora, a continuación, os cuento de qué manera la he realizado yo, basándome en esos ingredientes.
 
- 1 puñadito pequeño de champiñones que previamente ya he rehogado.
- 1 zanahoria pequeña.
- 1 cebolla pequeñita o media de tamaño normal
- 1/2 calabacín.
- 8 pistachos.
- 8 almendras crudas.
- Pan rallado sin gluten a ojo, hasta que se vea que la masa amalgama.
- Un poquito de jengibre molido.
- Sal y pimienta a gusto.
- 1 cucharadita de bicarbonato.
- Aceite para la sartén.

Mezclar los vegetales con los frutos secos en la picadora hasta que se convierta en una masa.
Verter dicha masa a un bol y agregarle la sal y las especias al gusto. A continuación, echar el bicarbonato y, por último, añadir el pan rallado y mezclar con un tenedor hasta que veamos que la masa coge consistencia.
Dejar reposar en el frigorífico mínimo una hora, o hasta que vayamos a formar las hamburguesas, para que la masa se impregne del aliño..
Con las manos, vamos dándoles forma de hamburguesa y, si lo vemos necesario, nos ayudamos de un poquito de pan rallado para que no se nos peguen al modelarlas.


Dejar reposar, de nuevo en el frigo, hasta que se endurezcan un poquito.
Por último, asar en una sartén untada con un poquitín de aceite.



Si os decidís a hacerlas, ya me contaréis.

viernes, 20 de junio de 2014

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN NATUAL DE LA DERMATITIS ATÓPICA

Como sabéis nos gusta aprovechar las alternativas que nos ofrece la naturaleza para tratar las distintas afecciones que puedan presentar nuestros pequeños.
Esta práctica nos parece especialmente necesaria en el caso de la dermatitis atópica, ya que la medicina tradicional no llega a solucionar totalmente el problema y, gran parte de las veces, ni siquiera palia los síntomas de manera suficiente. Muy al contrario, llega incluso, en ocasiones, a exacerbarlos cuando se abandona el tratamiento o cuando la piel se acostumbra a ellos.
Para informarnos de forma adecuada, hemos solicitado la ayuda de una experta en el tema que ha colaborado con nuestro blog ya en otra ocasión (Entrevista a Mayte F Lurbe, autora del blog Farma Eco Lógica), Mayte F. Lurbe.
Como Licenciada en Farmacia, y con amplia formación en fitoterapia y homeopatía, Mayte, nos ha atendido amablemente, como siempre, y nos ha elaborado estas útiles indicaciones, para que podamos hacer uso de ellas y obtener los beneficios que puedan aportarnos.

En primer lugar, nos hace una aclaración fundamental:

"Todos estos tratamientos naturales pueden utilizarse sin problemas junto a los corticoides e inmunomoduladores que se suelen recetar para calmar los brotes más intensos.
            Hay que tener presente que cada caso en particular debe ser valorado individualmente, y requerirá de un tratamiento específico y una dosificación concreta. Siempre que se utilicen estas terapias naturales se debe informar al médico que lleva el tratamiento del pequeñ@.
            No es conveniente retirar ninguna medicación sin consultarlo previamente con el profesional médico que supervise el tratamiento, pues hacer esto podría revertir en la aparición de nuevos brotes.
            Sí es cierto que si acompañamos el tratamiento con corticoides e inmunomoduladores, con las terapias naturales, podremos llegar a reducir las dosis necesarias. Pero esto hay que hacerlo bajo supervisión médica y farmacéutica profesional que evalúe cada caso en particular."

Y, a continuación, nos realiza las siguientes recomendaciones, según la fase de dermatitis en la que nos encontremos:

            "En primer lugar, lo único que podemos hacer es prevenir la aparición de los brotes de dermatitis. Para ello conviene mantener una hidratación óptima de la piel evitando así la sequedad de la misma.
            Debemos tener muy presente, que bañar todos los días a l@s niñ@s, hace que su piel se reseque, con lo que es mejor evitar el baño diario (pies, axilas y genitales sí debemos mantenerlos limpios todos los días).
            Lo que sí debemos aplicar a diario, es una buena crema o loción hidratante. Personalmente, prefiero utilizar aceites esenciales hidratantes de aplicación directa sobre la piel sin diluir:
    Aceite de almendras dulces (hidratante)
    Aceite de lavanda (regenerador)
    Manteca de Karité (hidratante y nutritivo)
            Cuando observamos que aparece un brote leve con zonas secas, zonas con eccema y prurito, ya es cuestión de actuar contra estos síntomas. De manera natural podemos seguir aplicando los aceites esenciales hidratantes dos o tres veces al día para restaurar la hidratación de la piel lo antes posible.
            Cuando bañemos al pequeñ@, añadiremos al agua del baño harina de avena (30% aproximadamente) para calmar y aliviar la inflamación de la piel.
            En las zonas en las que aparezca eccema, se puede aplicar gel de aloe vera lo más puro posible, si puede ser extraido de la pulpa de la planta fresca, mucho mejor.
            Para aliviar el prurito, unas gotas de aceite de onagra añadidas al aceite hidratante funcionan muy bien.
            Lo más molesto es cuando aparece un brote intenso con zonas secas, zonas con eccema, zonas con heridas por rascado y prurito intenso. Nerviosismo e imposibilidad para conciliar el sueño o mantenerlo durante algunas horas.
            Lo primero es intensificar la hidratación y el alivio del prurito. Para ello podemos aplicar el aceite hidratante con unas gotas de aceite de onagra, tres o cuatro veces al día (las que sea necesario).
            En las zonas en las que aparezcan heridas por rascado, funciona muy bien utilizar una crema a base de aceite de caléndula, que es desinfectante y regenerador, evitando que se infecten las heridas y ayudando a curar la herida.
            Para calmar el nerviosismo y ayudar a conciliar el sueño, el aceite de lavanda nos puede ayudar debido a sus propiedades aromáticas calmantes y relajantes.
            También puede ser efectivo ofrecer una infusión de uso infantil, que ayude a relajar y conciliar el sueño."


Esperamos que os sea de utilidad. Gracias, Mayte.
 
 

lunes, 9 de junio de 2014

DERMATOLOGÍA Y MÁS COSAS

Comparto con todos este blog muy completo sobre dermatología y medicina que me ha parecido muy completo e intersante. En concreto, y por lo que nos afecta, os enlazo a una entrada sobre la dermatitis atópica y sus efectos en la personalidad del niño y la calidad de vida familiar, así como cuánto de beneficiosa puede llegar a ser la dieta para controlarla.

http://dermatologiaymascosas.blogspot.com.es/2013/07/dermatitis-atopica-severa-dieta.html

Tiene muchos otros artículos interesantes sobre éste y otros temas.
 
Espero que os sea de utilidad.

sábado, 17 de mayo de 2014

SIN 4 (que ya son 5, 6, 7...). BLOG DE COCINA QUE EVITA UN GRAN NÚMERO DE ALIMENTOS

Buscando, buscando en la red recetas aptas he encontrado este blog que me parece maravilloso, SIN 4 (que ya son 5, 6, 7...). Así que, no me he resistido a compartirlo con todos, por si a alguien puede servirle de ayuda.
 
Pertenece a una chica intolerante a muchísimos alimentos, y que cocina unos platos riquísimos evitándolos. Hay tanto postres como recetas saladas.
 
Remarco de nuevo, que la autora del blog es intolerante, no alérgica ni celíaca, y, tal y como ella misma indica al comienzo de la página, puede tomar trazas, por lo que recomienda (recomendamos) que se verifiquen las marcas que propone en algunas de sus recetas.
 
Merece la pena su visita. ¡¡¡Espero que os aproveche!!!

domingo, 11 de mayo de 2014

INFORMACIÓN, PREVENCIÓN Y FORMACIÓN. POR UNA MAYOR SEGURIDAD DE LAS PERSONAS ALÉRGICAS!

Han pasado ya algunos días desde que la trágica noticia de la muerte de un niño alérgico a alimentos durante una visita escolar a una granja escuela, presuntamente, por un shock anafiláctico, nos sacudiera a todos el cuerpo y el alma.

Lo primero que quisiera hacer, desde estas líneas, es dirigirme a su familia, acompañándola en ese sentimiento tan devastador que están sintiendo y enviarles todas las fuerzas de las que soy capaz.
 
Desde el triste momento del suceso, las informaciones que nos llegan no son muy aclaratorias sobre qué fue lo que realmente ocurrió. Entiendo que se están investigando y que, para que esas investigaciones se hagan con rigor, deben pasar una serie de días. Por tanto, no será el motivo de esta entrada buscar culpables sobre lo ocurrido, no sería prudente ni responsable.
 
Lo que me lleva a redactar este post, por la preoupación que me causa, son las malas informaciones que llevan a error manifiesto de las causas originarias, que sí estaban probadas y eran conocidas, de las que partía el pequeño y que podían ocasionarle una reacción como la que, parece ser, ha sufrido. Me estoy refiriendo a su alergia a la proteína de la vaca y asma bronquial.
Hemos oído en muchos medios hablar de su ¡¡¡alergia a la lactosa!!!, o de cómo el yogurt no pudo haberle ocasionado la muerte por ser ¡¡¡sin lactosa!!!, u otras muchas perlas que han salido de la boca o la pluma de los periodistas. Lo cual demuestra que la desinformación sobre la alergia a alimentos es muy grande, y estos errores garrafales no hacen si no aumentarla y exponer, aún más, a los alérgicos a fatales riesgos.
Una de las consecuencias de esta desinformación ha sido la reacción de una parte de la sociedad, que aún continúa insensible a esta enfermedad. Hay quien tacha a los papás que tenemos hijos alérgicos de exagerados, porque la muerte de este pequeño se considera un caso aislado y poco probable. E, igualmente, hay incluso quien se atreve a culpar a los padres que enviaron a su hijo de excursión sabiendo que era alérgico (????!!!!).
También hemos visto cómo sí que se muestra especial cuidado en manifestar en las informaciones que todo apunta a un accidente, algo que me parece fundamental resaltar. Un pequeño accidente, por mínimo que sea, puede ocasionar la muerte de un niño alérgico a alimentos o látex (no intolerante a la lactosa, algo totalmente diferente).
 
Todo esto me parece suficiente para que este infeliz acontecimiento suponga un punto de inflexión en nuestra manera de actuar como personas afectadas por la alergia a alimentos.
Sería muy injusto para nuestros hijos dejar que esta situación pueda volver a repetirse por no haber hecho lo suficiente en relación a 3 puntos básicos:
 
- Información, de lo que supone la alergia alimentaria y sus patologías asociadas y, también, sobre las diferencias existentes con otras enfermedades que puedan llegar a parecer similares y confundirse, con el riesgo mortal que dicho error puede conllevar.
Creo que, dado el lugar desde el que partimos, esta información debe iniciarse por parte de los afectados y sus familias. Y, además, exigiendo a las administraciones que hagan la parte que les corresponde.
- Prevención, en el sentido de evitar las situaciones que puedan suponer un riesgo para la persona alérgica y, en especial, para el niño alérgico, más vulnerable que el adulto, evidentemente.
Esta precaución debe recaer sobre el enfermo (desde que sea capaz de tener conciencia de su enfermedad) y su familia, pero no sólo sobre ellos. La sociedad debe, también, mostrarse activa en este punto.
La comunidad educativa, en los casos de niños alérgicos, de los que son responsables en horario escolar.
Los agentes sanitarios, cuando administran medicación u ofrecen dietas a los pacientes hospitalizados.
Las empresas, etiquetando responsablemente y ofreciendo alternativas a los alérgicos a alimentos o látex, en cuanto a productos o servicios a ofertar.
Y, por supuesto, en primera y última instancia, la administración, que tiene la obligación de velar por todos nosotros, en lo que a seguridad, salud e igualdad se refiere, y articular los medios necesarios para ello.
- Formación, para saber identificar los síntomas de una reacción grave, que pueda comprometer la vida, y actuar sin dilación, administrando la medicación de rescate. Así evitaremos que las consecuencias sean mortales, si llegase a producirse un accidente ocasionado por un fallo durante la prevención.
Lógicamente, por ser los primeros interesados, las personas con alergia y sus familias, deberán formarse adecuadamente. Pero, también las instituciones y lugares públicos deberían formar a su personal y dotar de medios adeuados para tratar un posible shock anafiláctico, al igual, por ejemplo, que ya se dispone en estos espacios de un desfibrilador semiautomático para tratar las paradas cardiorespiratorias.
 
Por todas estas razones, considero fundamental abrir un nuevo camino para nuestros hijos alérgicos y para los alérgicos que vendrán (desgraciadamente, esto va a más y nadie está exento de desarrollar una alergia en cualquier momento de su vida). En entornos cercanos o los que no lo sean tanto. En situaciones cotidianas o extraordinarias. Individualmente o como colectivo asociado; como afectado, familiar o vecino; como profesor o sanitario o político; como persona. ¡¡¡Actuemos!!!

¡¡¡Mayor seguridad para las personas alérgicas!!!

 
 

sábado, 3 de mayo de 2014

ALERVITA, LUCENA. HABLAMOS CON Mª CARMEN LLAMAS, SU PROPIETARIA.

El sábado pasado estuvimos en Lucena, visitando la nueva tienda de Alervita en esa ciudad y, la verdad, es que nos encantó.

 


Nos gustó mucho la ubicación en la que se encuentra. Muy céntrica y con un parking público muy próximo.

 


Nos gustó mucho la tienda, tal y como está dispuesta. Todo muy accesible y claro a la hora de elegir los productos. Y, también, todo hay que decirlo, ¡¡¡con un WC  muy limpito!!! Y es que esa fue la primera visita que hizo mi hijo al llegar allí. Jajaja.

 


Y, lo que más nos gustó de todo fue su dueña, Mª Carmen Llamas, que nos asesoró maravillosamente sobre los productos, sabiendo muy bien de lo que hablaba y, prestándose amablemente, a solventar todas nuestras dudas de trazas, ingredientes y marcas.

 


Tanto fue así, que aceptó encantada a contestarnos a unas preguntillas.

 
Gracias Mª Carmen, te deseamos una andadura muy larga.




  -           ¿Qué te llevó a abrir una tienda especializada en comida para alérgicos e intolerantes alimentarios?


En casa pasamos la experiencia con mi hijo, pues fue intolerante a la proteína de la leche durante los 15 primeros meses de su vida.

Se nos cayó el mundo encima, pues aunque prácticamente en esos meses su alimentación sólo era a través de leche de fórmula, en casa siempre pensábamos en el futuro: “Si seguía así no podría comer de nada…”, pues nadie tuvo la deferencia de informarnos acerca de otras alternativas.

Hoy en día y gracias a la información que tenemos a través de grupos y las redes sociales, sabemos que no es un gran problema, y que hay otras alternativas y, en mi opinión, mucho más saludables.

El problema que sigo viendo es que ni la población ni el mercado esta concienciado; y esto es un hándicap…

Fue por eso por lo que nos decidimos por este negocio, que a la vez te da la oportunidad de poder decir a un padre, cuando llega desesperado o perdido que no se acaba el mundo, que aquí tenemos solución para su hijo… Es muy reconfortante, la verdad.

-                     ¿Y a elegir una franquicia de Alervita para hacerlo?

Es una casa que cuenta con gran variedad de productos y con un personal comprometido y responsable. Además, por supuesto, de tener una gran incidencia en las redes sociales.

-                     ¿Cuánto tiempo lleváis abiertos al público?

Llevamos un mes, aproximadamente

-                     Coméntanos un poco qué clase de productos podemos encontrar allí y qué servicios ofertas.

Nosotros intentamos llegar a todo aquel que tiene un problema con la alimentación tradicional de alguna forma. Alérgicos alimentarios, también intolerantes.

Además, queremos comprometernos aún más con las personas que padecen diabetes, en este terreno estamos trabajando.  Queremos, también, poder ofertar artículos de alimentación que habitualmente no encuentran en los súper para de alguna manera hacer la vida de estas personas un poco más fácil.

Dentro de este mercado, por supuesto, intentamos que la mayor parte de los artículos ofertados sean de producción ecológica, pues estoy totalmente convencida que de el tipo de alimentación depende nuestra salud; y que la salud es un tesoro a cuidar que sólo lo echamos en falta cuando no la tenemos. Muy triste desde mi punto de vista…

-                     Supongo que tendrás que orientar a muchas personas que acuden a tu establecimiento y que andan un poco perdidas aún en el tema de la alergia y la intolerancia alimentaria.

Dentro de mi modesto entender y según mi experiencia vivida, intento tranquilizar a las personas que vienen con cierto malestar y sentimiento de desesperación. Les remito información que les puede ayudar a entender que no es tan grave la circunstancia que viven; sólo hay que cambiar unos hábitos.

Cierto es que la sociedad no está aún concienciada para ello, pero que hay opciones de alimentación mucho más saludables que la habitual y que no hay porqué preocuparse más de la cuenta.

Intento tranquilizar dentro de la inquietud que este tipo de problemas conlleva; pues yo lo viví en primera persona y se pasa bastante mal cuando nadie te da norte, la verdad.

-                     ¿Tienes alguna anécdota o situación que te haya llamado especialmente la atención?

Pues, es bastante llamativo cuando a alguien le acaban de detectar una alergia, o a alguien de su seno familiar y la información que los médicos dan es CERO. Llegan buscando artículos con desasosiego y bastante deprimidos. Es una pena, la    verdad. Tienen la sensación de que te han dejado solo en medio de un desierto y que tú te tienes que defender como puedas.

-                     Hemos podido ver que estás muy comprometida con el tema ecológico y, muchos de los productos que ofertas lo son. ¿Crees que el consumo de productos ecológicos tiene relación con la alergia y otro tipo de enfermedades?

No lo creo, estoy totalmente convencida que las enfermedades que hoy son “habituales”, por desgracia, están estrechamente relacionadas con la alimentación que estamos llevando en los últimos años. Para mí es un hecho. 

Ni me planteo de donde pueden surgir enfermedades como las alergias, o más graves aún como el “dichoso” cáncer.

-                     ¿Crees que la apertura de la tienda puede ayudar a conocer entre la población general de tu localidad la realidad de las personas alérgicas?

Creo que desde aquí, al menos, podemos ayudar a personas desesperadas que no saben donde acudir para ser informadas. Me conformo con eso… Y si además podemos ayudar a “normalizar” la situación en las familias, mejor que mejor…

-                     Para terminar, ¿qué balance haces o qué conclusiones sacas tras este tiempo de apertura?

Sinceramente, tenemos mucho camino por andar, es una pena la desinformación que existe, y la información que no se da por intereses económicos. Es triste que prime el capital sobre todas las cosas…..

Pero aquí estaremos, y seguiremos intentando mover conciencias; y como no, posibilitar el acceso a la mayor cantidad de productos posibles a personas que no pueden acceder fácilmente al mercado, por problemas de alergias alimentarias…















 



               

 

martes, 15 de abril de 2014

TORRIJAS SIN LECHE NI HUEVO

Qué ricas están!!!! Nada que envidiarle a las de la receta tradicional.

El año pasado ya las hice y nos encantaron. El único cambio este año ha sido el pan. Me gustan mucho usando el pan que nosotros consumimos, un pan ecológico que a mi chiquialérgico le sienta divinamente, después de haber pasado por montones de panes de panadería convencional que le "hacían la pascua". Pero, al comprarlo sólo una vez a la semana y no haber sido previsora haciendo acopio el lunes anterior para las torrijas, he tenido que sustituirlo por rebanadas de pan Bimbo 100% natural (apto APLV y huevo) pues no tenía suficiente. El cambio ha sido casi imperceptible al paladar, aunque la textura cambia.
Bueno venga, que os paso la receta de mis torrijas sin huevo y sin leche que, como veréis, son de lo más sencillo.

Ingredientes:

- 1 cucharada colmada de harina Yolanda
- 1 vaso de agua
- 2 y 1/2 vasos de agua de leche vegetal (yo puse de alpiste, que me encanta)
- 1/2 kg. de pan ecológico (el ecológico tiene una miga consistente) cortado en rebanadas o 1 paquete de pan Bimbo 100% natural (apto APLV y huevo)
- Aceite oliva virgen extra
- Azúcar
- Canela
- 1 cáscara de limón
 
Preparación:
 
Ponemos en una fuente el agua, a la que la añadiremos la harina Yolanda y mezclaremos con la ayuda de un tenedor hasta que desaparezcan los grumitos que puedan salir y la mezcla quede con la consistencia aproximada de un huevo batido.
En otra fuente pondremos la leche vegetal. Y en otra distinta, el azúcar mezclado con la canela.
A continuación, pasaremos las rebanadas de pan en primer lugar por la leche vegetal y, después por la mezcla de harina Yolanda. Escurriremos el sobrante y freiremos en abundante aceite caliente, en el que, previamente, habremos frito la cásara de limón, que retiraremos al incorporar el pan.
 
Lo dicho, riquíiiiiiiiiisimaaaaaaaasssssssss!!!! Eso sí, disculpad la foto, que no puede ser más pésima.
 



lunes, 7 de abril de 2014

ENTREVISTA A MAYTE F. LURBE, AUTORA DEL BLOG FARMA ECO LÓGICA


Hoy hemos querido realizar en el blog un pequeño acercamiento a un tema controvertido que, a nuestro juicio, está generando cada vez más interés en la sociedad. Posee defensores y detractores en igual medida entre la población general, en cuanto a la certeza de su eficacia. Nos referimos a la medicina homeopática y la fitoterapia.

Por nuestra parte, siempre nos hemos sentido muy atraídos por la capacidad que pueda tener la naturaleza para ayudarnos en la curación de enfermedades o el tratamiento de sus síntomas. Pero, al no poseer ni experiencia ni formación adecuadas sobre el tema, nos ha parecido interesante solicitar la ayuda de una persona experta y, a partir de ahí, que cada uno tome sus decisiones.

Para ello, hemos realizado una entrevista a Mayte F.Lurbe., farmacéutica valenciana, con amplia formación en homeopatía y fitoterapia, y autora del blog Farma Eco Lógica,  en el que se ocupa, también, de aspectos relacionados con la crianza de los hijos, ya que, además, es mamá de 3 niños, con lo que su experiencia en este otro tema está también más que justificada.

La publicación de esta pequeña entrevista, que le propusimos y aceptó encantada, tiene como objetivo exponer esta temática de una forma profesional y eco-lógica, tal y como el juego de palabras de su magnífico blog nos propone.



- ¿De qué se componen los medicamentos homeopáticos y de fitoterapia y qué mecanismos siguen para actuar?

La Fitoterapia utiliza los principios activos presentes en las plantas, y la Homeopatía utiliza elementos de origen vegetal, animal y mineral.

Estas terapias funcionan potenciando el sistema inmunitario, sin bloquear ningún proceso que tenga lugar en nuestro organismo de manera natural.

 

- ¿Qué beneficios consideras que tiene este tipo de medicina respecto a la tradicional?

Los beneficios que reportan estas terapias, es que no son tan agresivas como los tratamientos sintéticos, y no bloquean nuestro organismo.

 

- ¿Es capaz este tipo de tratamientos de resolver patologías, o su uso se limita a tratar, únicamente, síntomas?

Sí que hay tratamientos específicos que logran vencer patologías determinadas, y ayudan a controlar  las patologías crónicas (diabetes, hipertensión arterial, patologías cardiacas, etc). 

 

- ¿Puede combinarse con la medicación tradicional, o hay que elegir entre una u otra?

Por supuesto que pueden combinarse, de hecho es lo ideal cuando aparece cualquier problema de salud que requiere el uso de medicamentos como los antibióticos, ya que ayudan a que la mejoría se alcance más pronto al estimular el sistema inmunitario.

Eso es lo ideal, pero siempre hay que combinar los tratamientos bajo supervisión del médico o el farmacéutico, para evitar posibles interacciones en el caso de la Fitoterapia.

 

- ¿Crees que debería ser más tenida en cuenta por los profesionales sanitarios en el tratamiento de enfermedades?

Sí creo que son terapias que deberían tenerse mucho más en cuenta, ya que son terapias que solucionan muchos trastornos de salud de una manera muy efectiva y muy poco agresiva con nuestro organismo.

 

- ¿A partir de qué edad puede usarse?

Los tratamientos orales de Fitoterapia se pueden aplicar a partir de los 4 años de edad, y los tratamientos tópicos pueden aplicarse desde el nacimiento, siempre bajo consejo médico o farmacéutico.

Los medicamentos Homeopáticos pueden utilizarse desde el nacimiento, pues no tienen efectos secundarios ni adversos conocidos.

 

- ¿Podríamos encuadrar aquí a las flores de bach?

Sí, sin duda. Las Flores de Bach podrían entrar dentro de este tipo de terapias naturales. Para utilizarlas también es necesario conocer el carácter y la historia de cada paciente, como en la Homeopatía. Y utilizan sustancias de origen natural.

 

- ¿Por qué crees que esta medicina resulta tan controvertida?

Yo creo que muchas veces la controversia llega desde el desconocimiento. Si los profesionales sanitarios tuviéramos más formación en cuanto a estas terapias, si las conociéramos mejor, estoy segura de que se utilizarían mucho más.

 

- ¿Qué tipo de aplicaciones puede tener para los niños con alergia y sus patologías asociadas (atópicos)?

En este caso el uso de la Fitoterapia y la Homeopatía puede aportar grandes beneficios a la hora de minimizar el número y la intensidad de los brotes alérgicos.

También es importante el alivio de los síntomas como rinitis y eccemas sin tener que recurrir en primera instancia a medicamentos tan agresivos como son los corticoides.

- ¿Qué tipo de precauciones hay que seguir con estos tratamientos en los niños alérgicos?

En cuanto a la Fitoterapia, hay que observar cual es el agente causante de la alergia y no utilizar ni esa planta ni sus derivados para cualquier tratamiento, pues podríamos desencadenar la reacción alérgica.

Con la Homeopatía no existe este problema, pues al tratarse de dosis infinitesimales, la reacción alérgica, hasta el momento, no se ha visto que aparezca. Es un tratamiento muy seguro.

 

- Y para la fatiga de las mamis, que no paramos un minuto, ¿qué nos recomendarías?

Para nuestra fatiga, lo mejor es que nos cuidemos nosotras, ya que si no, no podremos atender a nuestros pequeños.

Para esos días en los que se nos acumula la faena, la casa, atender a toda la familia... Tenemos que dedicarnos un rato para nosotras en exclusiva, y relajarnos.

Para luchar contra los estragos del estrés, lo mejor es la Jalea Real, la Equinácea, y el Eleuterococo.

 

- ¿Cómo se produjo tu acercamiento a la homeopatía y la fitoterapia?

Cuando estaba estudiando la carrera, en la asignatura de Farmacognosia tratamos el origen de los principios activos que se utilizan en medicina, de aquí estudiamos también un poco de Fitoterapia, y a partir de ahí me fue interesando y fui formándome por mi cuenta.

Cuando me convertí en madre, quise aplicar a mi hija tratamientos que fueran lo más suaves posibles, y lo más respetuosos con su sistema inmunitario y su organismo, que estaban aun en desarrollo. Por ello investigué sobre la Homeopatía, siendo yo misma una escéptica. Al principio probaba los tratamientos conmigo misma, y al comprobar que funcionaban bien fui utilizándolos para tratar a mis hijos en el momento que fuera necesario.

 

- Por último, ¿qué le dirías a las personas, incluidas la mayoría de profesionales sanitarios, que le asignan, únicamente, un efecto placebo?

Pues les diría que se atrevieran a probar estas terapias, que experimentaran con ellos mismos. También es muy importante la formación, que estudien y se informen bien sobre el origen y la experiencia que hay con estas terapias.

La Homeopatía se utiliza también en Veterinaria con muy buenos resultados, y un animal no puede sufrir el efecto placebo.

El verdadero problema es encontrar un buen profesional que sepa tratar correctamente al paciente. A mi me encantó una frase que escuché a la Dra. Cristina Amorós: “no falla la homeopatía, falla el homeópata”.

 

viernes, 4 de abril de 2014

MAPA DE INCIDENCIA DE PÓLENES EN ESPAÑA

Recomendamos la visita a esta página de la Red Española de Aerobiología, con Centro Coordinador ubicado en la Universidad de Córdoba.
En ella podemos encontrar, entre otras muchas cosas, información de la incidencia de los pólenes a nivel nacional, representada en un mapa de colores.
Visita obligada para cualquier persona con alergias respiratorias.

http://www.uco.es/rea/inf_polen/mapas-incidencia/mapas_incidencia.html

lunes, 31 de marzo de 2014

DERMATITIS ATÓPICA, UNA PATOLOGÍA QUE CONFORMA LA PERSONALIDAD

Me ha provocado una entrada el post de la Dra. Pilar Cots en su blog No sin mi Alergia, La fragilidad atópica , sobre los niños atópicos y, en especial, sobre la personalidad de los niños con DA, una enfermedad infravalorada.
 
Afecta a gran parte de la población infantil, sobre todo en los primeros años de vida. Afortunadamente, en la mayoría de los casos se presenta de forma leve y desaparece con la sola hidratación frecuente con cremas emolientes. Limitándose a la aparición esporádica de brotes de sequedad o pequeños eccemas en zonas localizadas que vuelven a controlarse con hidratación o cremas con corticoide suave.
Por ese motivo, los casos más severos, en los que se ve afectada muy seriamente la calidad de vida de los pacientes y sus familias, son infravalorados. Y, como en el caso de las alergias, con las que está muy relacionada, el enfermo y sus padres son incomprendidos, tratados de exagerados y sobreprotectores.
Si estáis afectados de DA vosotros o vuestros hijos, o alguien de vuestro entorno, leedlo. Os ayudará a sentir que no estáis sólos y que no magnificáis el problema.
Si, afortunadamente, no la padecéis, leedlo igualmente. Os ayudará a conocer está enfermedad y a prestar ayuda y comprensión a quien la sufre.
 

lunes, 17 de febrero de 2014

TIPS PARA COMPRAR APTO

Hace casi cuatro años que empecé, por primera vez, a mirar etiquetados de alimentos para descartar aquellos que contuviesen proteína de vaca, pues comenzaba una dieta de exclusión de ésta debido a la lactancia materna de mi hijo, del que sospechaba una alergia a la misma.
Tiempo después, añadí una larga serie de alimentos más, para concluir, finalmente fijándome en 3, leche, ternera y huevo, durante largo tiempo.
Desde entonces aquí, ha llovido mucho (o poco, depende de con qué se compare) y a fuerza de éxitos y fracasos hemos ido incorporando nuevos puntos donde fijar nuestra atención a la hora de discriminar alimentos, nuevos lugares donde buscar y desterrando otras formas que no nos han sido útiles.
Nos parece interesante compartirlos aquí, por si a alguien pudieran serle provechosos. También nos serviría de ayuda que os animaseis a enumerar los vuestros con nosotros.

Empezamos por fijarnos en los ingredientes que contiene el alimento para, de esta forma, evitar aquel al que somos alérgicos. Para ello hay que saber que el mismo puede aparecer bajo su estricta denominación (leche, huevo, soja, …) o mediante otras designaciones (por ejemplo, en el caso de la leche, como caseína, lactoglobulina, …). También puede hallarse presente a través de los aditivos alimentarios, las famosas E seguidas de un numerito, y que nos traen de cabeza (por ejemplo, en el caso del huevo, E-322 (lecitina), E-161b (luteína), …)1.

Después, es importante también, tener en cuenta el tema de las trazas, que son posibles contaminaciones del producto con el alérgeno a evitar, menores al 10%, durante su producción o manipulación.
No todas los alérgicos las evitan. Muchos de ellos, o los profesionales que los atienden, no lo consideran necesario, o porque el nivel de alergia no es tan alto como para que se consideren riesgo o porque algunos estudios afirman que el consumirlas es una forma de inducir a la tolerancia progresiva del alérgeno.
Sea como fuerem si no podemos consumirlas, hay que tener en cuenta que pueden venir reseñadas en el embalaje con alguna de estas leyendas:
-          “Contiene trazas de …”
-          “Puede contener trazas de…”
-          “Elaborado en una fábrica de utiliza huevo, soja, …”
Es preciso conocer que la presencia de trazas, hasta diciembre de 2014, no es de obligada declaración por parte de la marca, aunque el alérgeno al que se refiera sí que lo sea. Por tanto, o la marca no tiene a bien etiquetarlo o, si lo hace, la mención puede aparecer en cualquier lugar del envase. Así que, lo recomendable es no limitarse a buscarla junto a los ingredientes, si no en cualquier lugar del mismo.
Si no encontramos la advertencia y tenemos necesidad de conocer este dato, lo mejor es ponernos directamente en contacto con la empresa, o bien al teléfono que aparece señalado como atención al consumidor o al correo electrónico que figure en el envase o en su página web.
Nos parece interesante fijarnos en este punto, en los alimentos veganos. Muchas veces, tendemos a pensar que este tipo de alimentos no contienen ningún tipo de proteína animal. Pero, puede ocurrir, que sí que presenten trazas de la misma, sin que por ello dejen de seguir siendo considerados como aptos para personas vegetarianas. Por este motivo, si no aparecen etiquetadas, y debemos evitarlas, sería prudente confirmar su ausencia con la marca.

En cuanto a las leyendas resaltadas con letra grande y dibujos identificativos que aparecen en el envoltorio y que nos alertan de que el producto evita determinado alérgeno, en gran cantidad de ocasiones, no se ajustan a la realidad. Pues, si después intentamos verificarla con los ingredientes, en ellos aparece claramente dicho alérgeno bajo cualquiera de sus formas o mediante trazas. Por eso lo mejor, es obviarlas, o, en todo caso, no fiarse totalmente de ellas.

Tras la comprobación minuciosa de todos estos aspectos hay productos que tenemos como habituales en casa para su consumo apto:
-          Por estar confirmados por la marca, por teléfono o e-mail, como aptos para sus alergias, tanto los ingredientes como las trazas, que en nuestro caso también hay que evitarlas.
-          Por sentar bien al niño. Hay veces que, incluso estando confirmados, no son bien tolerados por él debido a cualquier motivo. En ese caso, ante la duda, lo eliminamos de la dieta durante unos meses y, después, probamos de nuevo. Puede ser que, tras este tiempo, no presente problemas y la razón de las molestias fuese otra ajena al alimento en sí.
-          Por gustar al niño y aceptarlos de buen grado.
Aún así, debemos tener la precaución de revisar el etiquetado cada vez que lo compramos, y, cada cierto tiempo volver a confirmar las trazas. Las empresas no están obligadas a avisar a los consumidores mediante leyendas en el embalaje de estos cambios, simplemente lo reflejan en los ingredientes.

Mientras, cuando queremos introducir un alimento nuevo que no conocemos y que nunca hemos probado en casa, nos servimos de las siguientes herramientas:  
-          Grupos de Facebook2. Existen distintos grupos en esta red social en los que los alérgicos a los padres de éstos, ponen en común conocimientos y experiencias en relación a la alergia a alimentos. En ellos, entre otras cosas, se comparten productos aptos para cada alergia (nombre del producto y, a veces, fotografía del mismo) para ayudarnos entre todos. También se dan a conocer notificaciones de marcas o cuadros de alérgenos en las que se informa de la presencia o ausencia de los mismos.
-          Blogs relacionados con el tema de la alergia. Ahí se tratan aspectos relacionados con ella, incluyendo alimentos aptos.
En ambos casos, siempre es recomendable leer el etiquetado antes de adquirir el producto y, si se cree conveniente, verificar trazas, porque hay personas que no tienen que evitarlas.
-          Tiendas especializadas en comida para alérgicos e intolerantes, tanto físicas como on line. En ellas existen gran cantidad de productos a nuestra disposición y las personas que allí nos atienden (algunos alérgicos ellos mismos o sus hijos) son conocedores de esta problemática y disponen de mucha información sobre ingredientes, trazas y marcas, lo que nos aporta gran tranquilidad.
-          Acudir a las grandes superficies, pequeños supermercados o herbolarios y “echar una tarde de lectura de etiquetas”. Cada vez en más establecimientos existen zonas reservadas para productos aptos para alérgicos e intolerantes. En este tipo de espacios, o incluso en las zonas de alimentos que podamos considerar, en un principio, como “no aptos” para nuestra alergia, dedicar tiempo a leer ingredientes y, si lo vemos necesario, llamar a la marca y confirmar trazas, es una labor más fructífera de lo que pensamos. De ella surgen, gran cantidad de veces, las informaciones tan valiosas que después se compartirán en los grupos de facebook de los que antes hemos hablado.

Para finalizar, nos gustaría señalar que intentamos, en la medida de lo posible, conjugar éstas medidas con las que recogíamos en otro post de hace un tiempo Tips para comprar sano. Así podremos conseguir que los alimentos que forman nuestra cesta, además de estar permitidos para nuestras no estén alejados de un consumo sano y, mucho más, si hay niños en casa.


Notas:

1 Este es el listado que utilizo de aditivos prohibidos para la alergia a la proteína de la vaca:
http://www.alergiainfantillafe.org/msg-forof2.asp?foro=30&msg=17363&s1.

Y éste el del huevo:
http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2008/07/15/178509.php

2 Algunas direcciones de estos grupos:




 

 

miércoles, 15 de enero de 2014

NUEVO PROPÓSITO DE AÑO NUEVO: NIÑOS POSITIVOS, NIÑOS FELICES.

Con el año nuevo también llegan una serie de nuevos propósitos a realizar que, la mayoría de las veces, quedan pospuestos hasta el año siguiente o desechados sin más.
Pues bien, nosotros en casa hemos establecido un único y sencillo proyecto que nos parece básico para disfrutar del día a día con lo que tenemos, y valorarlo en lo mucho que vale. Esto, desde luego, no está reñido con trabajar por lo que queramos que nos suceda pero, sin olvidar esos pequeñitos gestos que nos hacen más felices.
La idea me la "enjaretó" una amiga que decía haber visto algo parecido por la red. Y, como estábamos en los últimos días del año, me propuse ponerla en práctica en el 2014. Además, me pareció buenísima para realizarla con los niños e implicarlos en una actividad común en la casa, a la vez que inculcarles esa visión "positiva" de la vida.
De esta forma, cogimos un bote de cristal vacío y nos propusimos llenarlo con las cosas que cada día nos hacen sentir bien, ya sean grandes o pequeñas. Sirve por igual la satisfacción que nos produce el reconocimiento público por un trabajo bien hecho que el disfrute tras un buen día de campo, o la alegría que nos supuso llegar del cole o del trabajo y tener para comer nuestro plato preferido.
Así, anotaremos el hecho en cuestión en un papelito y lo echaremos dentro del bote. Y, poco a poco y según avance el año, el tarro se irá llenando de momentos especiales que volverán a nosotros cada vez que queramos abrirlo, ya sea en el mes de diciembre o cualquier día en el que nos sintamos un poquito “chofffffff”, comprobando, entonces, que nuestra vida está llena de buenos momentos.
Afortunadamente, nuestro frasco contiene ya muchas anotaciones. Aunque gran parte de ellas están garabateadas por mi hijo que, con sólo 3 años, no sabe escribir aún. Él me dice: “Mamá, dame mi libreta y mi boli que voy a escribir otra cosa chula que me ha pasado”. La dice en alto, la garabatea y la mete dentro. Luego, cuando mira el bote, se asombra: “¡Qué suerte! ¡Cuántas cosas bonitas nos pasan!”
¡¡¡Probadlo!!! Seguro que el vuestro también se llena igual de deprisa.