miércoles, 8 de mayo de 2013

LOS EXAGERADOS PADRES DE NIÑOS ALÉRGICOS

Cuántas veces no hemos oído calificativos de ese tipo al referirse a nosotros, los padres de niños alérgicos. Incluso, a veces, en el mismo entorno familiar. También, puede que no te lo expresen con palabras, pero sí con miradas reprobatorias cuando, por ejemplo,  pides a tu círculo que se lave las manos o la boca, después de tomarse un café porque al niño puede darle una reacción.
 

A mí particularmente, no sé a vosotros, me han hecho comentarios del tipo: “Pero, mujer, cuanto menos huevo le des menos lo va a querer el cuerpo”. ¿¿¿¿¿¿¿??????? 

En alguna ocasión, una persona me dejó caer en una conversación sobre las reacciones alérgicas de mi hijo: “Tú lo que necesitas es tener otro hijo. Verás como no le das tanta importancia a la alergia del primero. Si total, eso se va con la edad”. Sin comentarios.
En un primer momento, cuando me encontraba perdida en el mundo de las alergias, estos comentarios me afectaban, e incluso, en momentos de bajón, llegaba a plantearme si eso era cierto, y estaba magnificando el problema.

Ahora, 3 años después, y tras una reacción anafiláctica reciente de por medio, estoy bien segura de que toda la prevención de contacto del niño con el alérgeno que le daña es necesaria. De lo contario las consecuencias podrían ser fatales.

Sí que es conveniente realizar esa prevención de forma que sea percibida por el niño de la manera más natural posible, lo que no siempre es fácil. En este sentido, es de vital importancia la concienciación y aceptación por parte del niño, de sus alergias.

Pero, claro, esto último no puede darse si el niño aún no tiene edad suficiente para comprender esta circunstancia. En este caso, todo el peso recae sobre los padres, y no siempre esto es bien entendido por el entorno, la mayor parte de las veces, por simple desconocimiento.

Por eso, desde aquí, apelamos a la sociedad a tomar conciencia de las enfermedades alérgicas, y a informarse de una realidad cada vez más presente entre nosotros para, así poder acercarse a ellas de manera más empática.

No hay comentarios :

Publicar un comentario